15 de septiembre de 2015

La batalla final.





Aquel día decidió que ya era suficiente y que era hora de empezar una nueva vida.

Ella, una mujer exitosa y triunfadora a los ojos de todos. Excelente alumna en el colegio y la universidad. Era extraño que no acaparara todos los premios de su clase.

Laboralmente era admirada por hombres y mujeres, todos la respetaban y veían como el ejemplo a seguir. Todos sus empleados querían trabajar en su círculo cercano pues era una mujer honesta y recta en su proceder.

Sin embargo, nadie miraba más allá, pocos conocían a aquella fémina delicada, con ganas de no competir, con ganas de liberarse de su responsabilidad de líder y dejarse seducir y conquistar por un príncipe azul de aquellos que existen en las historias de hadas...Nadie la había visto sonreír.

Su corazón se debatía entre mantener lo que había construido en su vida o simplemente dar un giro inesperado y empezar de cero.
Ese día soltó sus amarras, desplegó sus alas y permitió que el viento la llevará hacía un destino desconocido... Era la primera vez que ella no era la conductora de sus actos.

En su trabajo nadie ha vuelto a ver a la ejecutiva que misteriosamente desapareció. Sin embargo existen rumores de una bella mujer que se pasea por las calles de la ciudad con un brillo especial en la mirada y repartiendo sonrisas a todo aquel que se cruce en su camino...Nadie sabe de donde ni cuando apareció.

ホセ



Foto de Boris Meyer
http://www.bm-photoart.de
Tomada de Internet 




2 comentarios:

  1. A veces nos olvidamos de cuidar nuestra alma , la mirada se opaca por suerte un buen día nos damos cuenta y volvemos a sonreír ...
    precioso y real..

    saludos

    ResponderEliminar
  2. Sobrevivir tiene un precio... Pero sentir la vida, desplegar las alas, sentir el aire... éso no se paga. Girar y cambiar el movimiento... vivir la magia.

    Precioso!!!

    Abrazos!!

    ResponderEliminar

No importa lo que digas en tu comentario, nunca dejes de dejar una huella en tu camino...