12 de abril de 2016

Guerrera




Tal vez el destino, tal vez descuido o tal vez elección, la verdad es que por alguna razón se convirtió en una luchadora de por vida.
 
Un enemigo invisible la atacó, sin aviso, sin darle la oportunidad de preparase para una batalla justa. 

Golpeada por la espalda y ya en el suelo, no aceptó la derrota y ante la sorpresa de todos a su alrededor, se incorporó para seguir luchando.

No llevaba armadura, no montaba un brioso corcel, sin embargo en su alma albergaba una fuerza que la convertía en una luchadora infatigable.

Un ejemplo a seguir. No se cuantas veces ha caído, solo se que son muchas más las que se ha levantado.
  
 ホセ



12 comentarios:

  1. Identificada con cada letra… La más poderosa arma, es aquella que habita en nosotros…

    Un placer, José…

    Mil Bsoss!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa fuerza interna que sale cuando la necesitamos...

      Gracias por tu visita Ginebra

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias Carol, un placer verte por esto lados. Se echan de menos tus letras.

      Un abrazo!

      Eliminar
  3. Larga vida a tu guerrera. ;)
    Un abrazo. =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta guerrera ya tiene vida eterna Soledad, nunca será olvidada :)

      Un abrazo

      Eliminar
  4. Bendita toda mujer "Guerrera" y luchadora.
    Precioso José, contado desde el corazón.
    Besos!

    Yayone...

    ResponderEliminar
  5. Cuantas mas caídas más poderosa
    sin coraza ni espada
    el corazón es única arma
    a pecho abierto y latiendo

    un placer tus letras Jose

    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre es un placer ver tu huella en este rincón María.

      Un gran abrazo!

      Eliminar
  6. Y eso es lo importante... No las veces que caemos sino las veces que nos levantamos.

    Mil besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto Auroratris, no son las caídas las que cuentan sino las veces que volvemos a intentarlo.

      Un placer leerte.

      Eliminar

No importa lo que digas en tu comentario, nunca dejes de dejar una huella en tu camino...