3 de marzo de 2016

El espejo mágico.



Aquella tarde mientras paseaba por la ciudad se detuvo a mirar en un puesto de venta de artesanía. 

Sin saber porqué, un espejo le atrajo en forma inmediata. Tan pronto lo tomó en sus manos, se transportó a un mundo que desconoció. 

Era un espejo mágico que no reflejaba su imagen. Al contrario, le mostraba como el mundo la veía y no como ella creía verse frente al mundo.

Desde ese día, dejó de vivir su vida atormentada por la imagen gris que tenía y empezó a vivir la vida en colores.

ホセ






4 comentarios:

  1. Muy buena moraleja tras tus letras… A veces esa mirada hacia nosotros mismos, está distorsionada…y sólo cuando nos damos cuenta, es cuando comenzamos a vivir de verdad...

    Un placer visitarte

    Mil Bsoss!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita y comentario Ginebra. Y me alegra que interpretes lo que trato de transmitir.

      Besos,

      Eliminar
  2. Moraleja que nuestra mente carcelera es la que nos invita a vivir de una forma u otra, verdad?. Muy bien trasmitido en tus letras niño. besitos mucho y una brazo... Espero todo este bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente Marijose! Gracias por tu visita!

      Eliminar

No importa lo que digas en tu comentario, nunca dejes de dejar una huella en tu camino...